Se cuentan por cientos, miles, la cantidad de venezolanos que han salido del país. Tal parece que nuestro gentilicio se encuentra ahora mismo en una búsqueda de su propia identidad. La música como eje de conexión con nuestra raíz me  sorprende cada vez más con esa búsqueda. Y tal parece que en ese encuentro se proyecta cada vez más en el horizonte de los repertorios de música del mundo.

El reflejo exacto de esa búsqueda es lo que ha plasmado Miguel Siso en “Identidad”, su disco ganador del Latin Grammy. Este es un álbum infinito y colorido en el que Miguel dibuja ese nuevo horizonte en el que la música venezolana se está enmarcando.

“Identidad” nos ofrece un panorama más global de nuestra música, que ojalá, y así lo creo, pueda formar parte pronto de los grandes repertorios de world music del mundo, con el cuatro a la cabeza de este movimiento.  Es momento de mirar hacia adentro, reencontrarnos, reconocernos en esa grandeza cultural.

Mira la crónica del latin grammy en guatacanights.com escrita por Gerardo Guarache